Criminales del Carbón en La Libertad



“Preferimos continuar trabajando informalmente (ilegalmente) porque el que lo hace formalmente (legalmente) ya sea como contratista o empleado minero no gana igual. Mejor es seguir como informales (delincuentes) por ahora.  Tenemos planes de “formalizarnos” (mentira), pero fatalmente no podemos cumplirlos”.

Roger Ruiz Guevara – Ladrón de carbón – Caserío La Victoria - Quiruvilca

La palabra “fatalmente” nunca fue tan literal. Como pueden ver, la lógica del ladrón de carbón es la misma lógica cínica que la de cualquier delincuente común que decide ganar dinero violando la ley sin importarle las consecuencias.

Los recursos naturales como el carbón son de todos los peruanos y el estado autoriza su explotación mediante un estricto reglamento de concesión con el fin de que estos beneficien a la comunidad con trabajo y pagando impuestos.  Esto obviamente no les interesa a estos delincuentes.

De acuerdo a la Gerencia Regional de Minería de La Libertad, en nuestra región solamente existe una empresa que produce carbón de acuerdo a ley (Empresa Minera Black Hill Compañía SAC), esta empresa produce carbón a pequeña escala.  En otras palabras, la gran mayoría del carbón producido en La Libertad es robado, evasor de impuestos y parte de una cadena criminal que comete diariamente múltiples delitos.

Algunos de los delincuentes que roban carbón son propietarios de los terrenos superficiales o viven en los alrededores de concesiones mineras carboníferas.  De acuerdo a la ley, los terrenos superficiales y los derechos mineros del subsuelo son dos propiedades COMPLETAMENTE SEPARADAS.  Lo que hacen estos ladrones es equivalente a que una empresa que explota carbón legalmente el subsuelo robase el ganado o las cosechas de las personas que viven en la superficie aludiendo entupida y cínicamente que están dentro de su propiedad.  

Los cientos de delincuentes que se disfrazan ante la opinión pública de “mineros artesanales” tienen su propia flota de camiones la cual es utilizada en el robo sistematico que cometen, también utilizan los servicios logísticos de conocidas empresas de transporte.  Cada uno de estos parásitos recibe gracias al robo y a sus técnicas de explotación infantil una ganancia neta de entre 15 y 20 mil soles mensuales (libre de impuestos), cálcule usted cuando han robado cada uno de estos delincuentes en los últimos quince años a costa del sufrimiento humano.

Otro grupo de personas que conforma esta mafia de ladrones lo componen peligrosos delincuentes con antecedentes penales por robo, violación, terrorismo, extorsión, etc.  Estos criminales son contratados por comercializadores de carbón (reducidores) para aparentar ser pobladores humildes de la zona y poder robar directamente para ellos, esos delincuentes inclusive se unen para aparentar ser rondas campesinas como en el caso del caserío La Victoria en Quiruvilca.

El robo es solo uno de los delitos que estos criminales cometen; como lo indicamos anteriormente, estos diariamente cometen crímenes relacionados al tráfico de explosivos, explotación infantil, defraudación tributaria, contaminación ambiental, atentados contra la salud y asesinatos culposos.

LA ASOCIACION CRIMINAL ARCALIB

Cualquier organización criminal que desee crear una pantalla legal para manipular a la opinión pública puede inscribir una “asociación” en los registros públicos.  Esta mediocre y muy conocida táctica es justamente la que están utilizando muchos delincuentes del carbón en La Libertad; se han organizado bajo una asociación "formal" de fachada llamada ARCALIB; siglas que solo se pueden interpretar como “Asociación de Robo de Carbón de La Libertad”.  Esa asociación criminal es el invento de un grupo de reducidores de carbón y es liderada por un grupo de abogaduchos charlatanes. 

El líder de Arcalib, Jesús Confesor Altamirano, proclama ridículamente luchar por  los “derechos” (inexistentes)  y la “formalización(imposible) de los delincuentes que forman parte de este seudo gremio, pero lo único que en verdad hace es utilizar la conocida táctica criminal que consiste en hacer escándalos públicos usando turbas de delincuentes pagados para “reclamar” justicia. Eso es justamente lo que hizo el 24 de Junio del 2009 en Trujillo con la ayuda del comisario de La Noria, Comandante PNP Jorge Borja Villon, el cual ha sido demandado ante la inspectoria de la policía por favorecer a esta mafia. También participaron en actos de corrupción ese mismo día los fiscales Douglas Ulco y Karla Carrión, los cuales también han sido denunciados por corrupción. Ver las correspondientes demandas abajo.

Interponen queja por inconducta contra jefe de la comisaria de La Noria - Comandante PNP Jorge Borja Villón


Interponen queja por inconducta de fiscales Douglas Ulco y Karla Carrion

Tenga la seguridad que ARCALIB es una asociación criminal compuesta 100% por delincuentes que a lo mucho tienen una empresa “formal” utilizada para “blanquear” el carbón que trafican.  Dentro de poco, cuando ya se halla acabado con la industria criminal del carbón en La Libertad, esta asociación delictiva no tendrá ningún motivo para existir. Les deseamos desde ahora el descanso eterno. 

Haga click en la imagen de arriba para conocer a los miembros de ARCALIB y los estatutos fantasiosos e hipócritas de su ilegal asociación.



Camión de placa XP-4075 propiedad de la mafia delincuencial de ARCALIB.  Este y otros 30 camiones fueron detenidos en Julio pasado en la comisaría de La Noria al ser encontrados en fragante delito mientras transportaba más de 600,000 kilos de carbón robado.  Se han establecido las correspondientes demandas penales por hurto agravado de carbón y tenencia ilegal de explosivos contra sus propietarios. Le corresponde ahora a la SUNAT aplicar la sanción correspondiente a los propietarios por no portar factura ni guía de remisión ¿lo harán o se cruzaran de brazos sospechosamente como de costumbre?  ¿Quienes era los reducidores y evasores de impuestos destinatarios de esta carga?



Nótese la carga de carbón robado por ARCALIB completamente al descubierto.  Como es de esperarse, estos delincuentes no tienen la mínima preocupación por la salud publica y esparcen polvo contaminante de carbón por largos 150 kilómetros, distancia que une el Alto Chicama con Trujillo.




El día de la intervención del camión XP-4075, como es acostumbrado, el grupo de charlatanes que asesora a esta mafia de delincuentes llego hasta la comisaría La Noria para hacer su acostumbrado teatro chicha en donde pretenden representar a humildes victimas ofendidas por los “abusos” de la policía.  Cada una de estos bastardos representa un ejemplo perfecto y casi increíble de lo que significa ser un DELINCUENTE SINVERGUENZA.

A continuación compartimos con ustedes la carta a la opinión publicada por la empresa Carbonífera San Benito S.R.L. el 29 de Mayo del 2009 en el diario La Industria de Trujillo.  Esa carta fue publicada en respuesta a la ya fracasada campaña de desinformacion publica que intento lanzar ARCALIB gracias a un grupo de periodistas corruptos.



LA INDUSTRIA ILEGAL DEL CARBON
 
CARTA A LA OPINION PUBLICA

 Diario La Industria


La presente guarda relación con los artículos titulados “Carboneros Reclaman acceso a la formalidad”, “Caen policias coimeros” y “Camioneros les declaran la guerra a los policias”, publicados en el diario La Industria los días 15, 25 y 27 de Mayo respectivamente. El objetivo es ofrecer a la opinión pública un comentario meridiano, objetivo y veraz que complemente la referida información difundida.

 

Es necesario, ante todo dejar en claro la diferencia entre mineros informales y mineros ILEGALES. Como sabemos: (1) Mineros informales son aquellos individuos que simplemente tienen trámites pendientes para poder formalizar sus actividades mineras y que explotan recursos minerales que no pertenecen a ninguna otra empresa o individuo (2) Mineros ILEGALES son los que hurtan recursos minerales a su legitimo propietario, como sucede en el presente caso.

 

En el primer artículo periodístico mencionado interviene la persona de Jesús Altamirano, quien funge como presidente de una asociación llamada Asociación Regional de Carboneros de La Libertad – Arcalib (agrupación que, presumo, no es reconocida por las autoridades pertinentes). los miembros de este supuesto gremio, de ninguna manera se pueden formalizar, pues no existen recursos carboníferos en la  Región de La Libertad sin legítimo titular.  En consecuencia, las autoridades y la opinión pública deben tener presente que según las propias declaraciones de Arcalib, las actividades de este grupo de personas no son actividades mineras informales sino simplemente operaciones ILEGALES PREMEDITADAS.  

 

Teniendo en cuenta la puntualización contenida en el parágrafo anterior, resulta imposible tener consideración alguna a la presunta “indignación” de los miembros de Arcalib, por los operativos que contra la minería ILEGAL realiza nuestra Policía Nacional, tal como lo declaró el propio Altamirano.  Posiblemente se encuentran “indignados” porque les será imposible continuar beneficiándose del HURTO AGRAVADO de carbón (el cual nunca les perteneció) como lo han venido haciendo por muchos años, con total impunidad. Los verdaderos indignados, realmente, somos los ciudadanos que ejercemos la industria minera en forma LEGAL, a desmedro de los presuntos “informales”, que en realidad son “ilegales”, quienes depredan nuestros derechos sin contemplación alguna.

 

Los mal llamados informales del carbón evaden millones de dólares en impuestos al año, dinero que se le hurta a todos los ciudadanos y virtualmente le quita el pan de la boca a los más necesitados de nuestro Perú. Esto, además, en perjuicio de los verdaderos titulares de las concesiones carboníferas a los cuales se les hurta descaradamente su patrimonio.

 

En su afán por minimizar, dramatizar y politizar un tema que es verdaderamente simple, Jesús Altamirano declaró a la opinión pública que las ganancias de su supuesto gremio sirven estrictamente para alimentar a un grupo de familias. Eso es completamente falso, la industria ILEGAL del carbón es un proceso delictivo diseñado para generar millones de dólares al año en utilidades sin importar las consecuencias.    

 

En el colmo de la incoherencia moral, Arcalib ha sugerido que el propio Gobierno Regional sirva como intermediario entre ellos y sus víctimas (los propietarios de las concesiones mineras a los cuales les están hurtando).  En mi opinión, si los miembros de Arcalib no tienen ningún derecho legal a acceder a los recursos carboníferos en La Libertad, entonces deben dedicarse a otras actividades productivas legales y no vivir al margen de la ley, como ocurre hoy en día.

 

La producción, comercialización, transformación y consumo ILEGAL de carbón en La Libertad constituye simple y sencillamente un engranaje delictivo, cuyos miembros son  culpables directa e indirectamente de hurto de carbón, explotación de menores, muertes por accidentes fatales, tráfico de explosivos, evasión de impuestos, competencia desleal, contaminación ambiental entre otros delitos.  Las personas que participan en esta organización criminal también son los futuros responsables de la muerte lenta pero segura a la que han condenado a las personas que laboran en los lugares donde operan, debido a que no les importa las horribles condiciones tóxicas a las que las exponen al no contar con adecuados equipos o infraestructura de trabajo.

 

Los principales promotores, colaboradores y favorecidos de esta escandalosa cadena criminal son los grandes consumidores industriales de carbón sustraído. Estas empresas violan descaradamente la ley que los obliga a verificar el ORIGEN LEGAL del mineral que consumen con el fin de adquirir carbón prácticamente regalado, actuando por ende como cualquier delincuente reducidor de bienes hurtados y compitiendo deslealmente con miembros de su misma industria. Esas empresas presentan cínicamente una imagen pública de responsabilidad social, pero clandestinamente se burlan de la comunidad y de las normas legales.  Otros grandes beneficiados de esta industria ILEGAL son los acopiadores y  transportistas de carbón HURTADO los cuales han llegado recientemente al extremo de difamar públicamente a nuestra Policía Nacional a fin de desmoralizarlos y desanimarlos de continuar con el trabajo que tan eficientemente están desarrollando no solamente en nuestra región sino en el resto del país. Aparentemente, estos ILEGALES acopiadores y transportistas de carbón HURTADO tienen la ilusión de que son muy inteligentes y que pueden estafar a la opinión pública con propaganda barata para exigir el “derecho” de transportar y almacenar cientos de miles de toneladas de carbón HURTADO al año sin ningún impedimento de las autoridades.

 

Por lo anteriormente expuesto, espero que la opinión pública considere de ahora en adelante los reclamos y protestas de Arcalib (y de quienes los apoyan) de carácter antisocial y una ofensa contra todo ciudadano y empresa que opera con integridad y contribuye al progreso y paz en su comunidad pagando sus impuestos y respetando la ley.

 

Nos preguntamos: Qué otros gremios podrían formarse siguiendo este cínico ejemplo que intenta manipular a la opinión pública de una manera tan insultante: ¿Gremios de invasores de terrenos?  ¿Gremios de evasores de impuestos?  

 

Aprovecho esta oportunidad para agradecer públicamente al Gobierno Regional de  La  Libertad, al Gobierno Central, especialmente a los miembros de nuestra Policía Nacional por haber multiplicado sus esfuerzos dentro de las facultades que la ley les ofrece para eliminar ahora y para siempre esta cadena ILEGAL, patética y vergonzosa y al mismo tiempo coadyuvar a la promoción de la industria LEGAL del carbón en La Libertad, industria que en el pasado sirvió silenciosamente a las necesidades energéticas de nuestro país.

 

Por ultimo, invoco a la comunidad a colaborar con la erradicación de esta industria ILEGAL denunciando a los responsables para que se confisque el mineral hurtado y los medios que se utilizan para hurtarlo y para que estos seudo ciudadanos respondan ante la sociedad con su libertad y con todo patrimonio adquirido como resultado de sus actos delictivos.

Carbonifera San Benito S.R.L.
   

 

Web Hosting Companies